Invasión socialdemocrata y centrista

Después del post de ayer sobre elconfidencial y una nueva lectura hoy, me he sentido algo indispuesto. Principios básicos como la responsabilidad personal y la libertad individual son atacados frontalmente apoyando medidas intervencionistas en los mercados financieros, que al final pagaremos los de siempre: las clases medias. Términos como “capitalismo salvaje”, “tiburones de los mercados”, “avaricia de los brokers” y sandeces por el estilo se leen y escuchan por doquier. Demagogia barata de origen socialdemócrata y centrista que pretende obviar algunas verdades: los bancos centrales facilitaron dinero demasiado barato y aprovechando esta circunstancia hubo personas que estuvieron adoptando decisiones de inversión rentables durante muchos años pero que, al final, han resultado erróneas. Y punto. El error no es del mercado o del capitalismo. El mercado y el capitalismo no son entes que decidan por sí mismos sino que son meros instrumentos que permiten a los ciudadanos adoptar decisiones libremente, a veces acertadas y a veces erróneas. Para tranquilidad de los lectores de este blog, todavía no nos hemos hecho socialdemócratas o centristas. Mantenemos los mismos principios liberales. Y más aún después de leer este artículo Walter Williams, en Libertad Digital facilitándonos otra visión de la crisis:
El Banco de la Reserva Federal, al mantener los tipos de interés artificialmente bajos, creó incentivos a compradores y constructores para comprar y construir, dando así lugar a la burbuja inmobiliaria. Los prestamistas estaban dispuestos incluso a conceder hipotecas creativas sujetas solamente a interés, con frecuencia créditos de alto riesgo sin avales y sin comprobaciones de la documentación sobre nivel de ingresos, con el fin de permitir a la gente comprar viviendas mejores de las que se podía permitir.

Y por tanto,

La burbuja crediticia y los problemas derivados de las ejecuciones hipotecarias son fallos de política pública. En realidad, lo que vemos ahora es una corrección del mercado a una política estatal temeraria. La maniobra del Congreso encaminada a rescatar a quienes tomaron decisiones desastrosas simplemente generará incentivos para que la gente tome decisiones imprudentes en el futuro. El filósofo británico Spencer decía que “el resultado final de proteger a los hombres de los efectos de la imprudencia es llenar el mundo de imprudentes”.

Una respuesta a Invasión socialdemocrata y centrista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: