Joy Division

agosto 14, 2008

Como despedida durante unos días que disfrutaré de unas merecidas vacaciones, os dejo con una memorable actuación en directo de una breve pero sin duda gran banda de rock-punk.

Se trata de Joy Division con su carismático cantante Ian Curtis tocando el temazo “Transmission”, que tanto han influido a muchos grupos posteriores. Tras la trágica muerte de Ian, el resto de miembros formaron también con bastante éxito New Order, a los que pudimos ver hace un par de años en el SummerCase de Madrid/Barcelona.

Saludos y disfrutad de las vacaciones!

Dance, dance, dance, dance, dance, to the radio

(siento lo de Bono)

Anuncios

Losantos reparece en TV de Miami

agosto 13, 2008

Vía El Plural, descubro que nuestro amigo Federico Jiménez Losantos reaparece en una entrevista en un canal de televisión de Miami.

Para aquellos que tengaís “mono” de este gran periodista y no podaís esperar a Septiembre, podeís escucharlo aquí.

 


Ron Paul for President

agosto 13, 2008

Aunque no haya obtenido los apoyos necesarios para verse las caras con la versión americana del buenismo ZP, Ron Paul hubiera sido mi candidato como presidente del país más poderoso e importante del mundo. El país que ha sido cuna de la libertad y la democracia y que tanto odio genera en España (claro, estaríamos mucho mejor si los chinos o los árabes impusieran su hegemonía en el mundo).  

 Con el siguiente decálogo, ¿cómo no apoyar esta candidatura?

 Ron Paul: 

  1. nunca ha votado para aumentar los impuestos.
  2. nunca ha votado por un presupuesto no balanceado.
  3. nunca ha votado por restricciones federales contra el derecho a portar armas.
  4. nunca ha votado para aumentar el sueldo a los Congresistas.
  5. nunca ha viajado en una excursión pagado por el gobierno.
  6. nunca ha votado para aumentar el poder de la rama ejecutiva.
  7. votó contra el “Patriot Act”.
  8. votó contra la propuesta para regular el Internet.
  9. votó contra la guerra de Iraq.
  10. votó para autorizar la guerra en Afganistán en 2001

Más en, Ron Paul´s Campaing for Liberty. The revolution continues….


¿Matadero o plaza de toros?

agosto 7, 2008

En los últimos tiempos, los grupos antitaurinos están obteniendo más relevancia y presencia en los medios de comunicación. Sus principales argumentos son que una corrida de toros es la tortura a un pobre animal indefenso para el entretenimiento de los asistentes. Los toros de lidia sufren y agonizan hasta alcanzar la muerte sin otro objetivo que divertir al personal. Sin embargo obvian la cuestión de los mataderos porque “la muerte de esos animales es necesaria para nuestra subsistencia”.

Pero analicemos el imaginario progre. Lo importante no es que un toro que se dedique a la lidia viva apaciblemente en el campo, al aire libre, con buenos alimentos, y se pueda beneficiar unas cuantas vacas a lo largo de su vida. Tampoco es relevante que en los mataderos, los animales vivan toda su existencia enjaulados, fuera de su hábitat natural y alimentados con mierda cuyo único objetivo es engordarles. O que, si no fuera porque se dediquen a la lidia, apenas existirían estos peligrosos animales.

Todo eso es irrelevante. Lo significativo es que los toros son una tradición española, y ya se sabe que para un progre de pura cepa, todo aquello fundado en la costumbre de generaciones anteriores, ajeno a los valores de Mayo de 68 es intrínsecamente malo. Lo destacable es que cualquier elemento que pueda servir como nexo de unión entre españoles es representativo del peor facherío franquista.

El bienestar de los animales es lo de menos. Lo importante es imponer a los ciudadanos su propia moral de lo correcto o lo incorrecto, a modo de moderna inquisición.

Si te dieran a elegir, ¿tú que preferirías? ¿Matadero o plaza de toros?


El comunismo fue peor que Franco

agosto 5, 2008

Con el fallecimiento de Alexandr Solzhenitsin muere uno de los símbolos contra el estalinismo, el comunismo y, en general, la opresión, coacción y tiranía contra el individuo. En estos momentos de reconocimiento a su figura de forma casi unánime, no viene mal recordar alguna verdad incómoda. Así, la comparación que en los años 70 hizo Alexandr Solzhenitsin entre el régimen comunista y el franquismo es contundente y sin posibles matices. Fue mucho peor el comunismo que la dictadura de Franco.

Desde este blog siempre nos hemos declarado liberales y por tanto contrarios a la dictadura de Franco. Sin embargo, la historia es la historia, y por muchos Reales Decretos y Leyes que aprueben los ingenieros sociales de la izquierda nacionalista, no podrán borrar las hemerotecas. Vía Pío Moa, os dejo con las declaraciones del fallecido Premio Nobel:

“Los españoles son absolutamente libres para residir en cualquier parte y de trasladarse a cualquier lugar de España. Nosotros, los soviéticos, no podemos hacerlo en nuestro país. Estamos amarrados a nuestro lugar de residencia por la propiska (registro policial). Las autoridades deciden si tengo derecho a marcharme a tal o cual población (…) Los españoles pueden salir libremente de su país para ir al extranjero (…) En nuestro país estamos como encarcelados. Paseando por Madrid y otras ciudades (…) más de una docena, he podido ver en los kioscos los principales periódicos extranjeros. ¡Me pareció increíble! Si en la Unión Soviética se vendiesen libremente periódicos extranjeros se verían inmediatamente docenas y docenas de manos tendidas y luchando por procurárselos (…) También he observado que en España uno puede utilizar libremente las fotocopiadoras (…) Ningún ciudadano de la Unión Soviética podría hacer una cosa así en nuestro país“.

Tampoco tiene desperdicio la respuesta de los intelectuales de la izquierda española. Según Pío Moa, Juan Benet respondió a  Alexandr la siguiente píldora de tolerancia izquierdista:

Yo creo firmemente que, mientras existan personas como Alexandr Solzhenitsin, los campos de concentración subsistirán y deben subsistir. Tal vez deberían estar un poco mejor guardados, a fin de que personas como Alexandr Solzhenitsin no puedan salir de ellos


Miguel Sebastián está tarado

agosto 1, 2008
 

Españoles, no os preocupeís. Estamos en buenas manos.

  

Atención, un tarado lleva varios dias perdido. Quien le encuentre, póngase inmediatamente en contacto con su familia. Están preocupados

La última vez que se le vió estaba dando de comer a los patos del Retiro de Madrid. Si alguién le encuentra, por favor, póngase en contacto con su familia, están preocupados. Sufre un grave retraso mental y se cree Ministro de Industria.


La izquierda se hace liberal

agosto 1, 2008

Interesante intento de unir doctrinas política, a mi juicio, incompatibles. Intervencionismo y liberalismo. Así, Joaquín Calomarde dice que España necesita:

Ese espacio liberal, que busque conjugar lo mejor del pensamiento de Stuart Mill, Condorcet o I. Berlin, es absolutamente necesario en España. Un liberalismo profundamente democrático, que cree en la libertad del mercado, por supuesto, pero siempre dentro de la ley, el derecho y el Estado. Un liberalismo institucionalista, que combina la libertad soberana del individuo con su plasmación concreta en las instituciones democráticas que la amparan, justifican y avalan

Hay algunos calificativos redundantes. Así, el liberalismo es democrático y cree en el respecto a la ley y en la seguridad jurídica. No obstante, posteriormente apunta hacia un intervencionismo estatal (supongo que para evitar que le califiquen de “derecha extrema“) con términos como “liberalismo institucionalista“, “globalización humanitaria“, etc.

En cualquier caso, lo interesante y relevante del artículo, es que el liberalismo está de moda. Hasta la izquierda se está dando cuenta y se acercan a la doctrina de la libertad individual. Lógico. Las empresas privadas han demostrado dar mejores servicios a un menor precio que las públicas. La planificación económica estatal ha generado pobreza y miseria y cuando se han reducido los impuestos, el aumento de las transacciones y de la riqueza ha posibilitado que los poderes públicos recauden más dinero. La historia de la Seguridad Social evidencia que los seguros privados dan mejor y más cobertura a los asalariados, etc., etc.

En fin, que un tío que escribe en El Plural de Sopena, se apunte al liberalismo (con todos los matices posibles, claro está), es significativo.