El mercado es amoral….y otras sandeces

Hace ya unos días leí un artículo en El País que me sorprendió por su ataque directo a la libertad individual y por considerar a las personas como simples idiotas que desconocen qué es lo mejor para ellos, qué necesitan en realidad o cuáles son sus verdaderos deseos. Para responder a todas esas preguntas que, sin lugar a dudas, superan al ciudadano medio (recordemos su estupidez innata) ya están los burócratas (personas cuyos sueldos pagamos todos para que piensen por nosotros y que habitan en Ministerios, Direcciones Generales, Sindicatos, Ayuntamientos, Oficinas de Consumo, etc.) y no la malvada “libertad”.

El título del artículo y el diario donde se publica ya nos anticipa su contenido (Sobre la moral y el mercado). Desde el inicio se evidencian las contradicciones existentes en la izquierda mundial. Y ello porque comienza reconociendo que los países que han considerado la libertad individual y la libre competencia como pilares (aunque sean parciales) de sus economías y sistemas políticos obtuvieron, en lo económico, “resultados mucho mejores que los países gobernados por regímenes centralizados y autoritarios, de tipo soviético“. La revolución que acabó con el Muro de Berlín en 1989 puso a muchos intelectuales en apuros pero continúan mutando para negar que el capitalismo es, hasta la fecha, el mejor sistema político, incluso para las capas más desfavorecidas a las que tanto aseguran defender los progres.

No obstante, en el siguiente párrafo vienen los peros porque en seguida recula y afirma sin tapujos “La competencia de mercado decide qué productos son los más atractivos“, claro las personas medias somos gilipollas y totalmente manipulables porque “el objetivo es obtener beneficios en la producción y el intercambio de bienes y servicios, con el mínimo control posible por parte de Gobierno y sindicatos“. No hombre, cuando alguien crea una empresa o trabaja para ella no es con ánimo de lucro sino para generar riqueza que se quede el Estado y pueda repartir alegremente el fruto de tu esfuerzo y garantizarse un buen número de votos. Y de los sindicatos….pues ya sabe…los asalariados (como un servidor) corremos todos a inscribirnos, a pagar las cuotas, votamos en las elecciones sindicales y cuando vemos a un “liberado” le observamos con orgullo y con el convencimiento de que defiende nuestros intereses.

Sr. Jackson, la transparencia y libertad de información en los mercados no son consecuencia de que “el mercado era amoral” sino que es uno de los elementos que lo hacen más eficiente, por lo que no atribuya a la izquierda esas conquistas, que Vds. sólo saben de imposición de trabas innecesarias e impuestos a la gente honrada y trabajadora. Y la actual  crisis no es culpa de la libertad y de la libre competencia. De hecho, estos factores son los que determinan que pueda existir una crisis y que haya reajustes en los mercados. En Cuba, Corea del Norte o el bloque comunista de antaño, es decir en aquellos lugares en los que se consideraba que “el mercado es amoral“, siempre se estaba en crisis y no había productos entre los que elegir. Por mucho que le pese al Sr. Jackson, los fallos de los reguladores y los errores de cálculo de inversores y empresarios no afectan a la solidez del capitalismo.

Sé que es duro aceptarlo, querido amigo, pero su izquierda perdió la batalla con la caída del bloque comunista, hace casi veinte años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: