El nacionalismo vasco se une en contra de los ciudadanos españoles

junio 28, 2008

Una vez más, los asesinos y sus cómplices quieren convertir en poder y prebendas los miles de muertos, heridos y de exiliados vascos. Una vez más, se evidencia que mientras unos agitan el árbol recurriendo al crimen (asesinatos, amenazas, extorsiones…) otros recogen las nueces y, todos juntos, continúan en su empeño de lesionar principios básicos como el de legalidad o las libertades de los ciudadanos vascos y españoles.

Ante tanta ignominia, totalitarismo, nacionalismo excluyente, ¿qué puede hacer un ciudadano? Pues, precisamente, lo que hizo Santiago Abascal (que, hasta la fecha, no ha sido purgado por el furor marianista) en la Cámara Vasca.

Gracias Santiago por tu coraje y tu valentía.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Ángel Acebes en el Congreso de Valencia

junio 24, 2008

Para que más personas puedan conocer este discurso.

Que lo disfrutéis.

 

 

 


Rajoy y la crisis económica

junio 23, 2008

Hoy he podido ver brevemente la entrevista que Pedro Piqueras, el presentador de Telecinco, ha hecho a Mariano Rajoy. La entrevista ha tenido varios temas candentes, sobre todo respecto a cuestiones internas del Partido Popular y la evidente desunión entre varios sectores, a mi juicio, irreconciliables.

Pero me han llamado gratamente la atención las dos propuestas que ha dado Mariano Rajoy a la galopante crisis que vivimos en nuestro país y, en general, en el mundo capitalista (Cuba y Corea del Norte están continuamente en crisis).

La primera, destinada a mantener a nuestras empresas y la riqueza y puestos de trabajo que generan, tiene por objeto la bajada de impuestos a las PYMES españolas, que dan trabajo al 80 % de los asalariados de nuestro país.

Y la segunda, destinada a facilitar la vida de la familia media española, tiene por objeto aumentar las deducciones en el IRPF por el pago destinado a satisfacer los préstamos hipotecarios.

Porque es cierto que, como bien dijo Manuel Pizarro hace varios meses, donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los contribuyentes.

De tanto centrismo y amiguismo gallardonista con Prisa y nacionalistas, temía que D. Mariano terminara recurriendo a la progre (pero ineficaz, como se ha demostrado reiteradamente a lo largo de nuestra reciente historia) medida de subvencionar sectores económicos a través de la coacción recaudatoria, vía impuestos, al resto de españoles.


Aznar, Rajoy y el Congreso de Valencia

junio 21, 2008

En absoluto me ha sorprendido el frío saludo de Aznar a Mariano Rajoy y el afectuoso abrazo a Ángel Acebes y Esperanza Aguirre. Un Congreso en lo que todo está controlado y reglamentado, en el que no hay alternativa posible ni espacio para la improvisación se mide por los gestos. Y el de ayer de Aznar fue claro y sin matices. Pero, ¿acaso debe sorprendernos?

Rajoy desde que fue elegido por Aznar como su sucesor no ha hecho más que ofenderle. En las elecciones generales de 2004 apenas contó con él para la campaña y a lo largo de los últimos cuatro años muy pocas veces ha revindicado el que, en opinión de muchos, ha sido el mejor presidente de España en democracia. Sin duda cometió errores, pero por mucho que intoxique la izquierda y el nacionalismo, llevó a la derecha democrática nacional a lo más alto durante ocho años, y también a nuestro país. Tras su marcha, la izquierda nacionalista campa a sus anchas gobernando y legislando contra la Constitución, la libertad individual, España como nación y el consenso necesario entre españoles, mientras el PP continúa dando tumbos como un boxeador sonado que puede caerse a la lona en cualquier momento.

José María Aznar es un líder indiscutido, vencedor de las elecciones de 1996 y 2000, en aquella ocasión con mayoría absoluta, y que cumplió su palabra de retirarse tras ocho años de Presidente del Gobierno, regalando a Rajoy un Partido en la cumbre y con una significativa ventaja en todas las encuestas a pocos meses de las elecciones. No hace falta que examinemos qué ha ocurrido desde entonces.

Como contrapartida a su legado sólo ha recibido frialdad mientras ahora se encumbra la ideología (bueno, la ausencia de ideología) de uno de sus grandes enemigos, Alberto Ruiz Gallardón. La derecha acomplejada, el centrismo extremo que pide perdón por sus pecados originales y que agasaja al Grupo Prisa y a cualquier colectivo simpatizante de la izquierda (lobby gay, propulsores de la eutanasia, comunistas, feministas, abertzale, etc.) a la vez que desprecia a la base social de la derecha (liberales, católicos, patriotas, militares, emprendedores…) y sus valores (libre mercado, familia, ausencia de coacción, España, atlantismo…).

Por todo ello, José María, gracias por poner al de Pontevedra en su sitio delante de toda España. Mantengo mi esperanza de que el viaje al centro de ninguna parte capitaneado por Rajoy/Gallardón termine y que la dama de hierro española (u otro líder equivalente) coja el timón de nuestra nave, antes de que sea demasiado tarde, y ya sólo nos quede poner flores en la tumba de nuestra Constitución. Porque muchos ni nos resignamos, ni nos resignaremos y, todavía menos, regalaremos nuestro voto a los que desprecian a sus votantes para ganarse a todos aquellos que les odian y que difícilmente les darán nunca sus votos.

Que la derecha que vivió cómodamente durante la dictadura y miró hacia otro lado mientras el Régimen repudiaba a socialistas y nacionalistas viva acomplejada, es comprensible. Pero que aquellos que hemos nacido y crecido en democracia, con los años de Roldán, los fondos reservados, las continúas subidas de impuestos, la corrupción institucionalizada y el intervencionismo estatal en muchas facetas de la vida pública (y privada), nos vengan Gabilondo, Sopena, María Antonia Iglesias, Bibiana, o su puta madre a darnos lecciones de democracia y a acusarnos de extrema derecha, unos cojones. Somos de derechas, creemos en la libertad individual, desconfiamos de los poderes públicos y defendemos que los españoles tenemos los mismos derechos y obligaciones independientemente de nuestro lugar de nacimiento. Y, al menos yo, no pienso pedir perdón por ello.

Para terminar, me quedo con una frase de Ángel Acebes que me ha emocionado. Al referirse a María San Gil y Regina Otaola en el Congreso de Valencia, y citando a Winston Churchill:

 Nunca tantos le hemos debido tanto a tan pocos. La imagen de Regina Otaola izando la bandera de España en el Ayuntamiento de Lizartza es uno de los momentos más dignos y conmovedores de la historia del PP


Soluciones a la crísis

junio 17, 2008

Cuando escucho reiteradamente a Mariano Rajoy exigir al Gobierno que adopte medidas para acabar con la crisis económica tiemblo. ¿Qué medidas pueda adoptar un Gobierno para una situación de incertidumbre como la actual? 

El aumento de las materias primas, como el petróleo, se encuadra dentro de una tendencia global al ascenso en los precios de las materias primas, unido a los efectos de la expansión crediticia generalizada (por ejemplo en el sector inmobiliario), y por tanto, muestra de la fase del ciclo que atravesamos a nivel mundial.

 ¿Y qué puede hacer un Gobierno frente a este fenómeno? En absoluto redistribuir riqueza del conjunto de la sociedad obtenida de forma coactiva (léase impuestos) y subvencionar al sector más violento y con mayor capacidad de chantajear al resto de los ciudadanos. Esta situación estimularía que otros sectores que sufren también la crisis mundial recurrieran a la violencia y que todos reclamáramos a Papa Estado que solucionara nuestras problemas.

La respuesta más adecuada no parece coyuntural sino estructural y puede resumirse en más libertad individual y menos intervencionismo público. Así lo explica Lew Rockwell en un artículo que leo en UDE. En síntesis, el autor recomienda:

 ¿Cuál es la respuesta apropiada en una recesión? Lo primero es no hacer más daño y, cuando hablamos del Gobierno, eso ya es mucho. Luego, en un mundo ideal, deberíamos acabar con la Reserva Federal [sustituir por Banco Central Europeo], reducir el coste de contratación, bajar los impuestos y eliminar los controles ambientales a la exploración y refinación petrolera. Así la recesión duraría poco. De lo contrario, podríamos encarar una larga y dañina recesión.

¿Son estas las medidas a las que se refiere Rajoy cuando exija a Zapatero que adopta medidas para atajar la crisis? Pues, la verdad, lo dudo mucho.


María Emilia Casas y la imparcialidad judicial

junio 15, 2008

En las últimas semanas mucho se ha hablado sobre la conversación de la Presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, con una abogada investigada por la participación en el asesinato de su marido. Parece ser que ambas tenían una amiga común. La cuestión que más debate ha generado ha sido la posible comisión por nuestra Presidenta del Constitucional de un delito de asesoramiento ilegal a la abogada. En opinión de la mayoría, da la impresión que no incurrió en este delito, al no prestar un asesoramiento legal a cambio de unos honorarios. 

Sin perjuicio de que esta opinión pueda parecer razonable y la Sra. Casas no haya cometido un delito, lo cierto es que al terminar la conversación se despide sugiriendo que la llamara de nuevo por teléfono si su asunto llegaba al Tribunal Constitucional. Es decir, de su propia iniciativa, surgió la propuesta de contactar nuevamente si el Tribunal Constitucional debía decidir sobre dicho asunto. Un indicio evidente y claro de la ausencia de imparcialidad de la Presidente. La imparcialidad es una virtud fundamental de los jueces para juzgar con neutralidad de conformidad con los hechos y fundamentos jurídicos alegados. Al margen de la existencia de una conducta delictiva o no, sin duda esta Sra. ha cometido un error que la invalida para el ejercicio de las funciones de Presidenta de una de las más altas instancias del Estado. 

Interesantes declaraciones de Alfonso Guerra, afirmando que María Emilia Casas “ha sido víctima del ‘buenismo’ en que hoy vive la sociedad” respecto a las mujeres maltratadas

 


Los españoles dedicamos 142 días de trabajo a pagar impuestos

junio 6, 2008

Si tenemos en cuenta todo lo que pagamos los españoles en impuestos, entre la renta, el de Sociedades, los impuestos indirectos, la Seguridad Social… ¿Cuántos días de trabajo tenemos que dedicar sólo a pagar las cargas fiscales? Institución Futuro ha hecho el cálculo para el conjunto del país y los españoles no trabajamos para nosotros mismos hasta el 22 de mayo, después de 142 días trabajando para el Estado. En Eslovaquia, el día de la “libertad fiscal” es el 17 de abril y en Dinamarca el 30 de junio. El catedrático Pedro Schwartz ha presentado los resultados del informe.”

Dice Pedro Schwart, según El Imparcial

El resultado de la socialdemocracia en nuestra vida diaria está clara. Sinceramente, esto demuestra que los poderes públicos nos roban.

Entiendo que el Estado proporcione una cierta seguridad porque los hombres buenos también se equivocan y cometen errores. La gente puede sufrir lesiones físicas graves o problemas de salud muy serios. Igualmente nadie nos puede garantizar que una mala racha no determine que acabemos en la indigencia.

En estos casos puede comprender que se defienda la asistencia social de los poderes públicos. Pero dedicar casi la mitad de nuestra renta a sostener el Estado del Bienestar me parece indecente.