Ana Iribar y el nacionalismo vasco

Ana Iribar, en el aniversario del vil asesinato de su marido. Son palabras de rabia y dignidad por las continuas manifestaciones de desprecio que les ha formulado el nacionalismo vasco desde la llegada de la democracia. Un nacionalismo vasco que ha hecho el eje de su política el enfrentamiento con el Gobierno central, en lugar de luchar contra los terroristas. Que ha defendido a los asesinos y a sus familiares y escondido a las víctimas (recordemos cuando la ertzainza cargó contra la manifestación de condena al atentado contra José Ramón Recalde para dejar paso a los batasunos). Que ha rechazado la defensa de las libertades individuales más fundamentales, como la vida, el patrimonio o la libertad de expresión frente a la añeja doctrina de los “derechos de los territorios y los pueblos”. Que integraron a Josu Ternera en la Comisión de Derechos Humanos o se enfadaron con los terroristas cuando mataron al empresario vasco José María Korta porque era “uno de los nuestros” y no escoria española. Que tampoco dudaron en culpar al PP de la posible muerte (ja!) de Iñaki de Juana Chaos por huelga de hambre (jajaja!).

Para muestra reciente, las palabras de Egibar -sin perjuicio de que luego fuera desautorizado-, en relación a una eventual moción de censura en Mondragón a la alcaldesa del partido de ETA:

Nosotros no creemos que las vías de la moción de censura conduzcan a escenarios progresivos de normalización

 Traducción libre del Euskera al castellano de las palabras de Egibar:

Es decir, que nos da igual que os maten. Nuestro planteamiento político está por encima del derecho a la vida y no nos vamos a enfrentar a la izquierda abertale.”

Un ejemplo más de la doctrina del árbol y las nueces (Unos sacuden el árbol, pero sin romperlo, para que caigan las nueces, y otros las recogen para repartirlas) que magistralmente acreditaron Carmen Gurruchaga e Isabel San Sebastián, en El Árbol y las Nueces. Unos se dedican a arrear (los etarras) y otros a discutir en Madrid (el resto del nacionalismo) con un fin común: la liberalización del pueblo vasco.

Gracias Goyo, gracias Ana, no estáis solos

Una respuesta a Ana Iribar y el nacionalismo vasco

  1. […] los miles de muertos, heridos y de exiliados vascos. Una vez más, se evidencia que mientras unos agitan el árbol recurriendo al crimen (asesinatos, amenazas, extorsiones…) otros recogen las …y, todos juntos, continúan en su empeño de lesionar principios básicos como el de legalidad o las […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: