Soraya Sáenz de Santamaría

La elección de al portavoz del Grupo Parlamentario Popular genera todo menos indiferencia. Soraya Sáenz de Santamaría está identificada con el sector, llamémosle, más “centrista del Partido”. Es decir, los que en ocasiones parecen no tener unos principios y valores muy sólidos o que, si los tienes, no manifiestan especial orgullo de ellos o, al menos, procuran que no se les noten demasiado.

Según se apunta en su biografía política ha sido la encargada de negociar los nuevos Estatutos de Autonomía y, presumo, que por tanto también el Andaluz y el Valenciano. Estos dos Estatutos generan una importante incoherencia dentro del Partido Popular y debilitan la postura de oposición frontal al Estatuto de Cataluña. Además, causan cierta desconfianza entre las personas que apoyan al PP, entre otras razones, porque sostiene la idea de la “nación española” y de un proyecto colectivo de ciudadanos, con derechos y libertades independientemente de su lugar de nacimiento. Por ello, aquellos que defendemos el proyecto nacional, sujeto al principio de legalidad, recogido en el artículo 2 de la Constitución Española no podemos estar demasiado alegres por esta decisión de Mariano Rajoy. Y recordemos que este artículo 2 de la Constitución Española señala que:

La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas

Las continúas transferencias de competencias a entidades territoriales están dejando casi totalmente vacío de competencias a un Estado al que ya sólo le queda ceder su propia soberanía y convertirse en un Estado federado, confederado, “libre asociado” o como quiera llamarse. En cualquier caso, un nuevo Estado (o nuevo régimen) contrario al artículo 2 de la Constitución española.

La participación de Soraya Sáenz de Santamaría en estas negociaciones es presentado como un gran activo por los diarios y periodistas que habitualmente atacan con mayor virulencia a la derecha española. Su moderación, prudencia, talante, capacidad de alcanzar consensos, etc. son también fervorosamente defendidos por miembros de su partido como Gallardón.

Pero aquellos que creemos en una España unida en la que las transferencias de competencias se realicen para beneficiar a los ciudadanos y no para obtener apoyos coyunturales o para no ser acusados de “fascistas españoles” no podemos estar satisfechos.

Este nombramiento junto con la designación de Valencia como lugar para la celebración del próximo Congreso del PP no parece una buena noticia para aquellos votantes y sectores del PP que defienden sin complejos la idea de España como un elemento del activo de este partido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: