La Izquierda y la Monarquía

abril 30, 2008

Es otro paso más en la destrucción de los acuerdos constitucionales de finales de los años 70. El primero, lógicamente, está siendo la quiebra de la soberanía nacional del pueblo español y la unidad de España. La ruptura de España se produce, como bien dijo Rosa Díez en el debate de la investidura, cuando, por ejemplo, un ciudadano español no puede matricular en castellano a sus hijos en la escuela pública o un empresario no puede rotular su negocio en esta misma lengua. También está preparándose la quiebra de la unidad jurisdiccional, desde el momento en el que la doctrina del Tribunal Supremo no será aplicable por igual en todos los territorios.

 

El siguiente acuerdo a destruir puede ser el cuestionamiento de la Monarquía. Al fin y al cabo el Jefe del Estado fue nombrado por Franco. Como ocurrió en otras ocasiones (por ejemplo, en la memoria histórica o en el matrimonio entre homosexuales) en un primer momento es un grupo reducido, que se va extiendo a un complejo de asociaciones para, posteriormente, pasar a formar parte del debate político. La hegemonía mediática y cultural de la izquierda y los complejos de la derecha hacen que este tipo de temas se vayan asumiendo poco a poco y, finalmente, se acepten por muchos como inevitables. Levantar la voz y oponerse a la voladura de la Constitución implica aceptar calificativos como “derecha extrema y tramontana”, “crispadores”, etc. e incluso el desprecio del centrismo oficial del Partido Popular.

 

No es que yo me declare Monarca convencido pero la modificación de los acuerdos constitucionales tiene un procedimiento de reforma previsto en la Constitución Española. No obstante, es cierto que la izquierda española no es muy amiga del principio de legalidad.

 

El primer paso del plan ha comenzado. Veremos si Zapatero se sube al carro y aplica la misma metodología que en otras ocasiones tantos éxitos le ha reportado.

 

 

 

Anuncios

La liberación del barco puede no ser una buena noticia

abril 27, 2008

Siempre he estado en contra de pagar recompensa alguna por la liberación de rehenes ilegalmente secuestrados. Ni en Irak, ni en Colombia, ni en España. Nunca y bajo ninguna circunstancia se debe premiar a los delincuentes, financiar a mafiososo y terroristas y promover la comisión de nuevos delitos. Es totalmente humano que los familiares piensen exclusivamente en la liberación de sus maridos, padres o hijos. Pero no así los políticos que no deben debilitar al Estado de Derecho. Supongo que será tentador para ellos aparecer como hábiles negociadores y heroes liberadores (incluida fotografía con el júbilo de amigos y familiaries). Sin embargo es un error y nadie debería alegrarse si la liberación de los rehenes ha sido en contraprestación al pago por nuestro Gobierno del rescate, con cargo al erario público. Por ello, me parecen muy bien las declaraciones de Gustavo de Arístegui exigiendo al Gobierno que aclare cómo se ha producido la liberación.


Fin de semana y Rock & Roll

abril 25, 2008

Hoy comienza un nuevo (y siempre bienvenido) fin de semana. En mi caso se inicia con un excelente concierto de Down en Joy Eslava. Si no me equivoco es la primera vez que vienen a España. Entre sus integrantes, Phil Anselmo, ex Pantera, y Pepper Keenan, de Corrosion of Conformity. Aunque no les he seguido mucho, mis amigos expertos me confirman que no ver a Down sería un pecado de lesa humanidad. Y un rockero como yo, con un expediente e historial impoluto, a esta edad no está por la labor de cometer semejante agravio a músicos tan legendarios.

 

Os dejo con uno de los grandes temas de Pantera (no encuentro videos de Down). Un poco de Rock & Roll para no olvidar de dónde venimos y no confundirnos a la hora de elegir hacia dónde queremos dirigirnos, pese a quien pese.

 

ARE YOU TALKING TO ME?


La Sexta y la llegada a España de la III República

abril 23, 2008

Hace varias semanas La Sexta emitió un documental de ficción que recrea la Historia de España a partir de una supuesta victoria de los comunistas en la Guerra Civil.

La descripción del documental incluye el siguiente universo de ficción, al que yo me atrevo a formular mis propios comentarios. Las diferencias entre mi versión de la llegada de la III República y la de La Sexta se fundamentan en dos hechos históricos contrastados: (1) El Frente Popular no defendió la II República sino la revolución comunista y (2) las consecuencias que el comunismo tuvo en los países europeos tras la II Guerra Mundial.

– Acabada la II Guerra Mundial, España se convierte en miembro fundado de las Naciones Unidas, ingresa en la OTAN, se beneficia del Plan Marshall y celebra unas elecciones constituyentes, tras las que se proclama la III República española.

Terminada la II Guerra Mundial, la influencia de dirigentes socialistas y comunistas controlados por Stalin (Indalecio Prieto, Dolores Ibarruri, la Pasionaria, y Santiago Carrillo) hace que en nuestro país se declare la “República Popular de los Pueblos de España”.

Se deroga la propiedad privada, se prohíben los intercambios de bienes y servicios sin autorización estatal, y se denostan las elecciones democráticas y las libertades individuales propias de las democracias burguesas (libertad de expresión, libertad de conciencia, integridad física, libertad de asociación, etc.).
España ingresa en la organización de cooperación militar soviética, El Pacto de Varsovia.

-Como consecuencia de todo ello, comienza el despegue económico de España y su integración en Europa.

La Guerra Civil y la participación española en la II Guerra Mundial destruyen la industria e infraestructuras de nuestro país y comienza una hambruna que dura cinco años. La planificación económica de los dirigentes comunistas con diversos planes quinquenales fracasa en sucesivas ocasiones. Ante la crisis económica y el descontento de las masas populares, La Pasionaria, inicia la Revolución Cultural. La violencia y purgas internas de la Revolución Cultural contra cualquier atisbo de oposición al Régimen causó a lo largo de una década en torno a veinte mil muertes.
El desastre económico y la ausencia de libertades produce que miles de españoles huyan a la Francia democrática. Para evitar este éxodo, Santiago Carillo ordena la construcción del Muro de la Libertad y prohibe, bajo amenaza de muerte, la salida del país.
Con el inicio de la Perestroika de Mijail Gorbachov, en nuestro país comienza un tibio movimiento civil que reclama reformas democráticas. A pesar de la represión policial, y tras la caida del Muro de Berlín, el movimiento civil reune en Madrid a un millon de manifestantes. Finalmente, los dirigentes comunistas se ven obligados a huir de España y, ahora sí, se declara en España la III República. Durante las próximas dos décadas España ingresa en la OTAN y en la Unión Europea y se inicia la época de mayor prosperidad de nuestra Historia.

 


Los nacionalistas y la democracia

abril 22, 2008

Uno de los principios fundamentales de la democracia liberal en los que se asienta nuestro sistema político es el imperio de la Ley. Nadie, ni nada está por encima de la Ley. La Ley tiene, a su vez, una jerarquía normativa. Es decir, carecen de validez las disposiciones que contradigan otra norma de rango superior. Una ordenanza municipal no puede decir lo contrario de una ley autonómica, ni un Real Decreto una Ley estatal. Con este principio se garantizan derechos políticos e individuales. Así, por ejemplo, la mayoría de mi comunidad de vecinos no pueda decidir expropiarme mi vivienda, ni adoptar un acuerdo contrario a, entre otros, el Código Penal o el Impuesto sobre la Renta. Despreciar el principio de jerarquía normativa es despreciar uno de los fundamentos del sistema.

Pues bien, eso es lo que plantea hoy Artur Mas, al decir que el voto de los catalanes está por encima del pacto que nos dimos todos los españoles, la Constitución. Es cierto que la politización del Tribunal Constitucional hace que, a mi juicio, Artur Mas no tenga que preocuparse por la sentencia sobre el Estatuto Catalán. En muchas ocasiones, los argumentos jurídico constitucionales brillan por su ausencia y priman los intereses partidistas. La preocupación de Artur Mas debería, incluso, ser menor a la vista de la política de Mariano Rajoy y co. cuyo objetivo no parece ser oponerse al cambio de régimen en materia territorial sino gestionar y participar en su asentamiento. En cualquier caso la visión de los nacionalistas sobre España está clara. Cuando nos conviene (trasvase del Ebro, infraestructuras con cargos a los Presupuestos del Estado) creemos en el sistema. Cuando puede perjudicarnos, lo detestamos.

Es como jugar al póker con las cartas marcadas. Siempre gana la banca.

 


Luis María Ansón no secunda a Mariano Rajoy

abril 21, 2008

El enfrentamiento en el seno del PP continúa y ahora se suma uno de los periodistas más importantes de las últimas décadas y, probablemente, el mejor referente de la derecha conservadora española desde la Transición. Ha sido director de ABC, uno de los fundadores de La Razón y, desde hace unos meses, Presidente de El Imparcial.

Por si Mariano Rajoy cree que su oposición en el PP se limita a dos periodistas (en clara alusión a Federico Jiménez Losantos y Pedro J. Ramirez) y 25 madrileños, más le vale ir sumando a su lista negra uno más. Y no precisamente uno cualquiera sino el mismismo Luis María Ansón. Este conocido periodista en su artículo de hoy le dedica los siguientes comentarios:

 Francisco Álvarez-Cascos ha reaparecido para decirle a Rajoy las verdades que, en las cenas privadas, proclaman la mayoría de los dirigentes del PP, si bien luego callan como putas en público porque no quieren perder su puesto en la foto”

“No se pueden perder las elecciones por segunda vez y convertir el fracaso en una gloriosa derrota”

“Al día siguiente de su derrota frente a un rival fácil que acumulaba errores y despropósitos, Rajoy debió anunciar elecciones primarias en su partido para elegir democráticamente desde abajo al nuevo presidente. En lugar de eso ha creado un clima artificial y opresivo de que es un traidor el que no respalde su decisión de permanecer al frente del partido”

Más claro, agua.


Mariano enseña los colmillos

abril 20, 2008

Ya nadie oculta el enfrentamiento y la guerra personal e ideológica se muestra con toda su crudeza. Por un lado, una excelente Presidente de la Comunidad de Madrid con unas líneas ideológicas recogidas en su gran discurso del “No me resigno“. Por otro lado, un político que ha perdido dos elecciones generales (una de ellas en el poder y con mayoría absoluta), aunque sin duda un político valioso e íntegro. Del discurso de Rajoy me ha llamado la atención su llamada a la solidaridad con los que más lo necesitan que, aparentemente, Aguirre rechaza. Es cierto que el liberalismo no resuelve del todo la cuestión de la redistribución de la riqueza a aquellos más necesitados. Pero eso no creo que haya sido el caso de Esperanza Aguirre, por ejemplo en matería de Viviendas de Protección Oficial.
Mariano Rajoy ha tenido también palabras muy duras para Pedro J. Ramiréz y Federico Jiménez Losantos al afirmar que a él -como Aguirre- no le han pedido que se presente un periodista o una radio sino los militantes. Pedro J. Ramiréz en su carta del director del 13 de abril calificó a Mariano Rajoy como un eterno segundon que, incluso,  “fue descubriendo el atractivo de su papel como ingenioso y feliz subcampeón y empezó a disfrutar de ese premio de consolación“. Por otro lado, Federico Jiménez Losantos acusó a Rajoy de traicionar a los vivos y se disculpa por haber pedido el voto para él.

En fin, el enfrentamiento es total. Y creo que con este discurso Mariano quiere deshacerse de la acusación de timorato, indeciso y reafirmar su liderazgo. En mi opinión lo ha conseguido. No obstante, algunas precisiones. De un lado sería deseable que utilizara ese tono y vehemencia también contra el PSOE y los nacionalistas y, de otro lado no se equivoque porque Esperanza Aguirre no cuenta sólo con el apoyo de 25 madrileños.